Se presentó en Pando estudio de la Defensoría del Pueblo sobre violencia sexual hacia las mujeres

13 Ago
2013
Se presentó en Pando estudio de la Defensoría del Pueblo sobre violencia sexual hacia las mujeres

Cobija, 13 de Agosto.-  Con la presencia de autoridades policiales, ministerio público, gobernación, municipio, organizaciones de la sociedad civil y medios de comunicación, la Defensoría del Pueblo presentó un informe sobre “Violencia Sexual contra las Mujeres”, revelando cifras alarmantes de violencia sexual hacia las mujeres en un estudio realizado entre 2011 y 2012 en  ciudades de La Paz, Cochabamba, Santa Cruz y Pando.

El informe “Violencia Sexual contra las Mujeres”,  fue presentado por Silvia Suárez este martes en Cobija en instalaciones de la Fiscalía General del Departamento, revelando cifras, que ya el Defensor del Pueblo había expuesto en Sucre para la presentación oficial.

El acto estuvo presidido por la representante departamental que junto a la Bety Pinto de la Adjuntoría de Programas Especiales de La Paz, expusieron el informe, a la vez que destacaron la predisposición de las autoridades de la Fiscalía para que la presentación se realice en sus instalaciones.

Al igual que el Defensor en la presentación de este informe, la representante convocó a las autoridades y a las organizaciones de la sociedad civil a asumir  esta problemática como “alta prioridad”. En ese marco, reiteró su llamado a trabajar en una cruzada nacional para luchar contra la violencia sexual contra niñas, niños, adolescentes y mujeres.

El estudio viene a complementar la información sobre el feminicidio en Bolivia, estudio también presentado por la Defensoría del Pueblo la pasada gestión.

Finalmente la representante, en notas a los medios de comunicación presentes explicó que el estudio pretende visibilizar la violencia sexual como violación a los derechos humanos de las mujeres y alertar la urgente necesidad de eliminar barreras que impiden el acceso a la justicia e incrementan la impunidad, además de recomendar a todos los sectores involucrados para la atención oportuna y efectiva, y finalmente identificar políticas públicas que prevean, atiendan y sancionen la violencia sexual, para de esa manera desnaturalizar la violencia contra las mujeres y promover en todos los espacios una vida libre de violencia como establece la Ley 348, recientemente promulgada.