LA DEFENSORÍA FIRME CON EL PUEBLO

LA DEFENSORÍA FIRME CON EL PUEBLO

11 de noviembre de 2019

LA DEFENSORÍA FIRME CON EL PUEBLO

La Defensoría del Pueblo ante la grave crisis que nuestro país atraviesa en estos momentos, en cumplimiento de su rol Constitucional, preocupada por la escalada  de violencia que afecta a ciudadanos y ciudadanas en todo el territorio nacional; en aras de lograr que el Estado de Derecho y el respeto de los derechos humanos prevalezcan en las actuales circunstancias; y con miras a recuperar la estabilidad política y paz social a través de la realización de un proceso eleccionario democrático y enmarcado en los valores constitucionales pronuncia lo siguiente:

1. Lamenta los últimos hechos violentos que han dejado cerca de una docena de heridos en la ciudad de El Alto, que van a engrosar los más de 400 heridos registrados durante el actual conflicto y pide a la justicia esclarecer cada uno de ellos.

2. Invoca a las personas que aún permanecen movilizadas, a ejercer su legitimo derecho a la protesta sin recurrir a ningún tipo de acto violento respetando la vida, integridad, salud, propiedad pública y privada, y libertad  de todas y todos los hermanos bolivianos.

3. Llama al cese inmediato de acciones de persecución y hostigamiento; acciones que se han traducido en la quema de domicilios de ex autoridades, ex servidores públicos, líderes de las movilizaciones sociales y cívicas, periodistas y en general de la población, retención o amenazas a familiares, actos que atentan contra la dignidad de las personas y que son inadmisibles en cualquier circunstancia constituyéndose en delitos. Exigimos a la Policía Boliviana y al Ministerio Público la inmediata investigación de los mismos.

4. Exige a la Policía Boliviana a cumplir su rol constitucional de defensa de la sociedad y la conservación del orden público, desplegando los efectivos necesarios en todo el territorio nacional para detener los actos delincuenciales y vandálicos que grupos de personas organizadas cometen, con las limitantes señaladas en la Norma Suprema.

5. Exige de forma inmediata a los partidos políticos que conforman la Asamblea Legislativa Plurinacional (Movimiento al Socialismo, Unidad Demócrata y Partido Demócrata Cristiano), a instalar una sesión para considerar la renuncia del presidente Evo Morales y dar paso a la sucesión constitucional, en el marco de lo establecido en el Parágrafo I del Artículo 169 de la Carta Magna que señala: “En caso de impedimento o ausencia definitiva de la presidenta o del presidente del Estado, será reemplazada o reemplazado en el cargo por la vicepresidenta o vicepresidente y, a falta de esta o este por la presidenta o el presidente del senado, y a falta de esta o de este por la presidenta o el presidente de la cámara de diputados. En este último caso, se convocaran a nuevas elecciones en el plazo máximo de noventa días”. Es su responsabilidad histórica con el pueblo que los ha elegido determinar las vías institucionales que posibiliten la plena vigencia del Estado de Derecho.

6. Recordar a las Fuerza Armadas su misión constitucional contemplada en el Artículo 244 de la Constitución, de defender y conservar la independencia, seguridad y estabilidad del Estado, su honor y soberanía. Al efecto se insta que ante cualquier acción desarrollada debe considerar los estándares internacionales y constitucionales de protección de los derechos humanos. 

7. Solicita a los Gobiernos Autónomos Municipales a apoyar en el resguardo a la población e instituciones, desplegando a sus respectivas Guardias Municipales.

8. Exige a las entidades prestadoras de servicios básicos y de salud, a garantizar la provisión de los mismos, generando canales de información clara e inmediata para evitar la especulación sobre la suspensión de estos. Asimismo, a la Policía Boliviana garantizar el resguardo de instalaciones y fuentes que proveen los mismos.

9. Recuerda a los medios de comunicación, su deber de informar a la población con objetividad y responsabilidad, evitando difundir información alarmista que pueda generar mayor zozobra y pánico en la ciudadanía. Asimismo, pide a la población respetar el trabajo de las y los periodistas.

10. Ante las constantes agresiones por parte de personas y organizaciones de todas las posiciones políticas, reitera que esta gestión trabaja en un marco técnico y lo seguirá haciendo pese al panorama adverso. En ese marco, se tiene habilitada la línea gratuita 800108004 y la página web www.defensoria.gob.bo, para poder recibir y atender las denuncias de la población. 

11. A toda la población, abstenerse por principio humanístico a atentar contra hospitales públicos y centros médicos privados.

La Defensoría del Pueblo repudia todos los actos de violencia suscitados contra cualquier persona estante o habitante de nuestro país, y clama a la población mantener la calma, ser responsable con la información que comparte y desarrollar sus actividades con respeto y solidaridad hacia el otro.

Finalmente, la Defensoría del Pueblo comunica que continúa desarrollando su labor de velar por los derechos humanos, sin distinguir afinidad política u origen, y que no dejará de cumplir la misma; reitera que se mantiene vigilante de la actual situación, pues su compromiso y vocación está con el pueblo boliviano. En este sentido, solicita a toda la población le permita ejercer sus funciones y comprendan la importante labor que en estos difíciles momentos le toca asumir.

*QUÉ LA PAZ, LA SOLIDARIDAD Y LA HERMANDAD PERMITAN REAFIRMAR LA DEMOCRACIA Y LAS  IMPORTANTES CONQUISTAS DEL PUEBLO BOLIVIANO*


La Paz, 11 de noviembre de 2019