DEFENSORÍA DEL PUEBLO, MUJERES CHIQUITANAS Y GUARAYAS Y ASOCIACIÓN PROCESO ACUERDAN TRABAJAR POR LOS DERECHOS DE POBLACIONES VULNERABLES

DEFENSORÍA DEL PUEBLO, MUJERES CHIQUITANAS Y GUARAYAS Y ASOCIACIÓN PROCESO ACUERDAN TRABAJAR POR LOS DERECHOS DE POBLACIONES VULNERABLES

13 de febrero de 2020

DEFENSORÍA DEL PUEBLO, MUJERES CHIQUITANAS Y GUARAYAS Y ASOCIACIÓN PROCESO ACUERDAN TRABAJAR POR LOS DERECHOS DE POBLACIONES VULNERABLES

La Defensoría del Pueblo, dentro del trabajo que desarrolla en la promoción de los derechos humanos y  la prevención de la violencia, este jueves, suscribió convenios de cooperación interinstitucional con la Asociación Proceso-Servicios Educativos y organizaciones de mujeres de comunidades indígenas chiquitanas y guarayas.

Estos tres convenios tienen  como fin desarrollar acciones para contribuir al goce y ejercicio de los derechos humanos de las poblaciones más vulnerables, a partir del abordaje de la violencia de género; acoso y violencia política, con énfasis en mujeres lideresas indígenas; trata y tráfico de personas; formación para jóvenes, liderazgo y ejercicio ciudadano;  desarrollo infantil integral en pueblos indígenas y fortalecimiento de las organizaciones de pueblos indígenas.

Según establecen los acuerdos, que tendrán dos años de vigencia, para la implementación de los mismos se elaborarán planes de trabajo. Respecto al convenio firmado con la Asociación Proceso, el plan de trabajo deberá estar acorde los objetivos y lineamientos de esta entidad y acorde al Plan Operativo Anual de la Defensoría del Pueblo.

La Asociación Proceso es una entidad de derecho privado sin fines de lucro, de servicio social, de promoción para la participación de hombres y mujeres de sectores urbanos y rurales en procesos educativos regulares y alternativos que faciliten la toma de decisiones que los conduzcan a mejorar sus condiciones de vida. 

Las organizaciones de mujeres indígenas chiquitanas trabajan en el fortalecimiento de la articulación entre las mujeres; coordinación, formación con perspectiva de género y su empoderamiento; promoción y aplicación de sus derechos, así como su participación en los espacios de decisión en los ámbitos de la vida cultural, educativa, salud y económica, para favorecer su desarrollo, el de sus familias, las comunidades y la región en el marco de la consecución de la igualdad, equidad real entre mujeres y hombres. 

Las organizaciones de mujeres guarayas, por su parte, promueven los derechos de las mujeres, de la niñez, de las y los jóvenes del pueblo Guarayo, con el apoyo de los comités de Defensa de Lucha Contra la Violencia, conformados dentro sus asambleas locales, legalmente.